¿Valores, cualidades, virtudes? Que enredo

Hoy ratifico que “La verdad no es absoluta en el ser humano”, que cada persona tiene su verdad de acuerdo a su conocimiento, experiencia y concepción de la vida (aunque sí existe una verdad universal que nos guía, pero ese es otro tema); a esta reflexión llego una vez más, porque hay conceptos que simplemente intuimos y aceptamos como si tuviéramos pleno conocimiento de ello; sin embargo, cuando nos damos a la tarea de investigar de donde provienen y qué realmente significan nos llevamos una sorpresa ¡nadie tiene claridad de su significado! Y es aquí donde tomas tus propias conclusiones.

Por ejemplo, si te preguntan ¿los valores, cualidades y virtud son lo mismo? Empieza el enredo.

Nos dimos a la tarea con mi hermano de desenredar la madeja y llegamos a la conclusión de que las Cualidades están contenidas en los Valores, incluso puedo adoptarlas para resolver una situación específica… y ¿cómo? Preguntándose por ejemplo: ¿qué manera de ser debo ser para hablar este asunto con mi esposo? Y sacas de tu “baulito de valores” todas las cualidades que tienes escondidas: debo ser cariñosa, comprensiva, comunicativa, etc.

Para dar un poco de claridad a los conceptos de valores y virtud, tenemos:

Valores: la palabra valores proviene del latín Valere que significa “ser fuerte” y son los principios que nos permiten orientar nuestro comportamiento en función de realizarnos como personas. Existen diferentes tipos de valores llamados valores Universales que se caracterizan o diferencian por lo que equivalen, son: Valores personales, valores socio culturales, valores familiares, valores espirituales, valores morales, valores materiales, valores organizacionales.

Virtud: proviene del latín Virtutem, que se relaciona con Vir (hombre guerrero) y Virtutes asociado a todo tipo de cualidades morales. Es así como al relacionar virtutes con vires, acaba significando toda serie de cualidades, fuerzas o potencialidades de actuación de un individuo. Sin embargo, esta palabra es el bastón de las religiones.

Por ello te invito a que no trates de imponer tu verdad, simplemente exprésala y acepta al otro  con su verdad, esto permite que se geste la convivencia desde la diferencia; te evita dolores de cabeza y al otro también.

 por Sol, administradora 3.0

Referencias de apoyo:

http://blog.elvalordelosvalores.com/definicion-de-los-valores/

http://educardesdelafamilia.blogspot.com.co/p/educacion-en-valores.html

http://etimologias.dechile.net/?valor

http://conceptodefinicion.de/valores/

Puntos claves para trabajar desde su apartamento

El internet ha cambiado la forma de trabajar, permitiendo que las personas tengan otras oportunidades de ingreso,  de a conocer sus saberes, ofrezca productos y/o servicios a clientes potenciales que se encuentran tan cerca pero distantes por la falta de relacionamiento.

Ventajas de trabajar desde su casa:

  • Manejo de su horario: ahorro de tiempo y dinero en traslados.
  • Te sentirás más cómodo trabajando desde casa ya que adecuas tu lugar de trabajo de acuerdo a tus gustos y necesidades, buscando que tu espacio de trabajo sea el mejor
  • Trabajar por objetivos

Desventajas:

  • Sedentarismo, para combatirlo se recomienda realizar actividades cortas en otros espacios: caminatas, un deporte que le guste, jugar con su mascota, etc
  • Mala organización, para evitarla, separa las actividades de trabajo de las domésticas y respeta los horarios que estableciste.  Mantén organizado y limpio tu espacio de trabajo.
  • Mayor consumo de servicios: Esto depende del tipo de actividad que desarrolles, contémplalo al momento de hacer el presupuesto y destinar el dinero necesario para cubrir esos gastos

Próximos pasos, consideraciones a tener en cuenta:

    • Regístrese en páginas de empleo, páginas freelance y si vives en conjunto residencial en SURI la plataforma de convivencia profesional, así podrá llegar a más clientes.
mockup by Jonathan
  • Mantenga actualizado su curriculum vitae. Ten en cuenta que puedes aumentar tu valor del trabajo si tienes certificaciones, diplomados, etc
  • Puedes cobrar por: horas de trabajo, tiempo de entrega, por elaboración de documentos, etc., tú lo defines de acuerdo a tu actividad.
  • Elabora un presupuesto contemplando tus gastos fijos y variables: éste es el punto de partida para calcular el sueldo que debes ganar y puedes ajustarlo según tu experiencia. Algunos clientes requieren factura, debes debes tener en cuenta el costo de registro fiscal en cámara de comercio y Dian en Colombia, o de acuerdo a tu país; y,  encontrar el asesoramiento de un contador.

Y Sobre todo…

  • Realiza un buen servicio, da calidad a tu trabajo
  • Cumple con los tiempos de entrega
  • Cumple los acuerdo con el cliente
  • Da seguimiento a tus clientes: pídeles feedback y retroalimentación para que sepas en qué áreas debes mejorar, acepta y agradece sus sugerencias. Recuerda que también estás en todo tu derecho de calificar a tu cliente;  definiendo si es un cliente ideal o tóxico, tú eliges que hacer con dicho cliente.

Con lo anterior, te darás cuenta cómo dentro de tu conjunto te empezarán a conocer y obtendrás clientes que antes ni siquiera considerabas; y a través de las herramientas adecuadas  empezarás a aumentar tus ingresos llegando incluso, a otros conjuntos.

Por último “Es mejor ser productivo que estar ocupado”  Recuerda que tienes otras áreas de tu vida; por lo tanto define  por lo menos un par de días libres de trabajo en la semana para que no las descuides; así cambiarás de ambiente y te sentirás pleno(a).

 Por Jecs y Sol – RedSURI

En RedSURI somos conectores entre la administración,
la comunidad y las empresas en los
conjuntos residenciales

Referencias de apoyo: fundación Carlos Slim, Libro se independiente como freelancer, virtualia.net

Los NO que Sí funcionan

Imagen tomada de Plano informativo

La seguridad no es más que una percepción; sin embargo, la forma en que fuimos criados y el sistema de creencias que hemos asumido, sumado a los medios, el marketing, la religión y hasta el mismo gobierno que nos inducen cada vez a que nos sintamos como si estuviéramos pisando un terreno de arena movediza donde en algún momento nos vamos a hundir, haciendo que la gran mayoría de las personas vivan en constante miedo a que algo malo le suceda, a perder lo que tienen ya sea material o su dignidad, su status, su familia, en general, todo.  De ahí vienen muchos comportamientos egocéntricos y de apariencia que no dejan ver el ser maravilloso que eres realmente.

Te invito a que leas detenidamente los siguientes No y determines si estás obrando desde tu ser o tu querer ser

No te metas en la mentira de que requieres un arma para protegerte de los maleantes

No te metas en la mentira de que tienes que conseguir dinero a toda costa para disfrutar la vida

No te metas en la mentira de que si no tienes el celular de última gama eres un fracasado

No te metas en la mentira de que si no es con esa chica/chico no serás feliz

No te metas en la mentira de que tu condominio es seguro porque tiene más cámaras y encerramiento

Imagen tomada de el informador

No te metas en la mentira de que si salen todo el tiempo en redes sociales hablando de sus maravillas esos son los exitosos

No te metas en la mentira de que el fumar, beber, malgastar te vuelve poderoso

No te metas………..Pregúntate ¿Qué tan reales y fructíferas son las decisiones que tomas en la vida? ¿Qué buscas con esas actitudes?

Como dice el curso de milagros, lección 48 “No hay nada que temer”  el temor se encuentra dentro de nosotros, en nuestro pensamiento limitado ya que fabricamos ilusiones.  Te invito a que tomes conciencia de tus pensamientos y practiques como un mantra la frase “No hay nada que temer”

Por Sol, Administradora 3.0, cofundadora de RedSURI

En RedSURI somos conectores entre la administración,
la comunidad y las empresas en los
conjuntos residenciales.

 

Convivencia vacía

Somos parte de una Convivencia Vacía: ”La convivencia en mi unidad es sana porque soy la única que vivo en ella, no hay con quien interactuar, no hay ruido y por eso el ambiente es agradable”.

 Al conocer la consolidación de una encuesta realizada recientemente en Cali, liderada por RedSURI como parte de un proceso dinámico empresarial desarrollado en meses recientes, casi de inmediato supe cuál sería la temática abordada ante la posibilidad de una publicación de este tipo, ¿la razón? Una de las respuestas más contundentes (y sorpresivas) obtenidas que me condujo a plantear este interrogante:

¿Realmente hay convivencia en las unidades residenciales?

Antes de confrontar mis afirmaciones me remití al diccionario más cercano para buscar dos términos simples “convivir” y “habitar”, siendo la primera definida como “habitar en compañía de otra u otras personas” y la segunda como “vivir, morar en un lugar o en una casa”, entonces planteé como errada la respuesta de ese setenta y cinco por ciento (75%) de encuestados que contestó estar a gusto con la “convivencia” en su unidad y sus alrededores…

Partiendo de los significados antes compartidos, para que haya convivencia deben interactuar dos aspectos estructurales: espacio y personas, cosa que por lo visto no tiene claro el grupo encuestado, pues los residentes aludieron sentirse a gusto porque hay tranquilidad, lo que al final se traduce como su percepción producto de no permanecer mucho en el conjunto. Si lo leemos de otra forma, encontraríamos esta reflexión quizá más honesta y menos humana porque se está siendo menos social: ”La convivencia en mi unidad es sana porque soy la única que vivo en ella, no hay con quien interactuar, no hay ruido y por eso el ambiente es agradable”.

Y ese 25% restante de los encuestados reinterpretaría su respuesta así: “Sí hay convivencia en mi unidad solo que es negativa, porque desafortunadamente rompe con la armonía que todos buscamos (y tenemos derecho) como seres humanos de vivir felices en mi espacio y en los compartidos”.

El principal argumento que impide una sana convivencia, según refieren los residentes entrevistados, es el ruido excesivo por parte de sus vecinos.

Si vamos un poco más allá, lo anterior nos indicaría que las personas “bullosas” por lo general son personas vacías, personas que sienten la necesidad (insconciente) de llamar la atención y de recibir el reconocimiento que de pequeños no tuvieron, temerosas de autoconocerse en soledad y temerosas de conocer a otros, la mejor forma de explicarme es a través de este cuento hallado en www. .rinconpsicologia.com:

  “Un día, mientras paseaba con mi padre, se detuvo en una curva antes de llegar a una carretera vieja y desierta. Entonces me preguntó:

– ¿Además del cantar de los pájaros, el sol y el olor de las flores, percibes otra cosa hijo mío? 

Miré a mi alrededor y después de algunos segundos respondí:

– Estoy escuchando el ruido de una carreta. 

– Así es – dijo mi padre. – Se trata de una carreta vacía.

Le pregunté cómo podía saber que la carreta estaba desierta si aún no la habíamos visto.

Entonces mi padre me respondió: 

– Es muy fácil saber cuándo una carreta está vacía, por causa del ruido. Cuanto más vacía la carreta, más ruido hace. 

Pasaron los años, crecí y mi padre murió. Hoy, cuando escucho a una persona hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de los demás, siendo inoportuna, presumiendo o intentando ser el centro de la atención, me parece escuchar a mi padre diciendo: ‘Cuanto más vacía la carreta, más ruido hace’.”

Finalmente, es mi deseo aclarar y atreverme a decir que, el resultado de la encuesta no solo se circunscribe a Cali, sino a cualquier parte del mundo donde habite la complejidad del ser humano.   

 Diana Lucía Muñoz

Directora de Fundación SoyMujer.co

Emprendimiento Empresarial

Síganos en Facebook! y en Twitter y mantenga informad@

En RedSURI somos conectores entre la administración, 
la comunidad y las empresas en los 
conjuntos residenciales.

Visítenos en http://www.redsuri.com

Puede dejar sus comentarios y compartirlo por sus redes sociales: