Muévete de espacio

¿Confortable?

Desde que estoy viviendo fuera de la ciudad, he descubierto habilidades nuevas en mí, no sabía que me gustaba el manejo de la tierra, además se me ha aumentado la parte creativa, haciendo elaboraciones que ni siquiera imaginaba; actividades nuevas que estoy disfrutando al máximo.

 

¿A donde voy con contarles esto? A invitarlos a moverse de su zona de confort.

La zona de confort es lo que siempre hacemos, estemos satisfechos o no con ello. Y ¿qué es lo que no nos deja experimentar lo nuevo o diferente? El miedo a perder,  la critica, a la burla, incluso al éxito; pero ¿sabes algo? Ya estás perdiendo porque no dar esos pasos te está limitando de nuevas experiencias.  Y si en las nuevas experiencias no te va como esperabas, realmente no perdiste, ganaste unas enseñanzas, algo que contar y hasta que enseñar, te rediseñaste.

Me he dado cuenta que las instituciones muchas veces también entran en una zona de confort y claro, esto se debe a que las manejan las personas.  Para no ir muy lejos, en la mayoría de los  conjuntos residenciales, para que tomen acciones hacia el uso de la tecnología o propuestas novedosas es toda una utopía, ya que se esquematizan y creen que solo con el uso y manejo de la norma el conjunto está bien.

Te invito a que mires que haces diariamente, con qué frecuencia y tomes la decisión de cambiarlo o hacerlo diferente.

Si todo el tiempo te quejas por algo? observa que es lo que te incomoda y sal de tu zona de confort

Si te da pereza explorar nuevas herramientas tecnológicas, anímate sal de tu zona de confort

Si envidias a otros?  no te concentres más en lo que ellos hacen,  sal de tu zona de confort

Si añoras irte de viaje, aprender a nadar, etc, haz las acciones pertinentes y  sal de tu zona de confort

es imposible amar algo ni odiar algo, sin empezar por conocerlo – Leonardo Da Vinci

Por Sol. Administradora 3.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *