Conviviendo con la abundancia

Cuando yo estaba en mi adolescencia me tocaba recorrer un gran trayecto de mi casa al colegio, pues mis padres no tenían suficiente dinero para suplir diariamente el transporte tanto de mi hermano como el mío, pues la plata alcanzaba para comer en el recreo o para el transporte. Mientras caminaba hacia el colegio empecé a observar que frente a mí, lejos se veía los farallones; me encantaba ver cada día como tenía unas tonalidades diferentes y disfrutaba ese trayecto, amé los farallones de Cali.   Cuando me casé y conseguimos con mi esposo el apto. al norte de la ciudad, que compramos por maqueta….el día que nos entregaron la llave y abrí la puerta ¡qué maravilla! Lo primero que vi fue los farallones; disfruté todos los amaneceres y atardeceres desde ese balcón. Y ahí no terminó todo…. Ahora vivo en el área de los Farallones de Cali y veo desde allí la ciudad….Siento que todo esto ha sido un regalo de Dios o el Universo (como tú lo quieras llamar) pues siempre agradecía el poder verlos

En esta época se habla mucho sobre la abundancia y es porque hay una búsqueda consciente o inconsciente en el ser humano de lograr sus objetivos y vivir cómodamente sin ninguna preocupación; Sin embargo, la abundancia va más allá del factor económico. La abundancia está inmersa en todo lo que nos rodea y para poder percibirla y vivir de forma abundante debemos expandirnos en nuestro ser, ¿cómo lo logramos?

  1. Hay un elemento vital que tenemos todo el tiempo, La respiración: hazla profunda y suavemente sintiendo el aire que está  en todo lado.
  2. Aquiétate y observa cada cosa que está a tu alrededor: si por ejemplo, estás escribiendo en el PC, como lo hago en este momento, míralo por un momento y sé consciente de todos los elementos externos e internos que lo componen, piensa más allá, en los materiales que se utilizaron y de qué están compuestos, ¿de dónde salieron?; como podrás darte cuenta, el PC es una parte mínima de un todo; y así, con todo lo que observes, podrás ver la magnitud de la naturaleza, de nuestro cuerpo físico y áurico, en los animales, en las plantas, el aire, en el libro que lees, etc.
  3. Agradece: todo lo que nos da la creación, agradece absolutamente todas tus posesiones, todas tus habilidades, todas tus pertenencias, todas tus experiencias, todas las personas que te rodean e incluso, agradece a aquellas personas que estuvieron en tu vida y ya no están, solo piensa en cada cosa y di GRACIAS.

Lo mágico es que estaremos cambiando nuestro chip limitante y así tendremos lo que queramos, porque simplemente estaremos experimentando el verdadero sentido de la abundancia y llegará el dinero por defecto, el viaje que tanto hemos añorado, la persona que tanto hemos soñado, etc

“Todo crece, todo es abundante, la vida es abundante”

Por Sol, Administradora 3.0

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *