¿Eres esclavo de la tecnología? Acepta el reto y serás libre

En esta era, la era de la comunicación donde nos llega información de todas partes del mundo al instante,  a través del Pc, la televisión, el celular (con el cual andamos todo el tiempo).  Benditas herramientas que permiten que nos conectemos con el mundo entero.  Sin embargo, ¿qué está pasando con el ser humano? Sigue distante, egocéntrico, individualista, etc.

De acuerdo a investigaciones en la Universidad de Pitsburgh, Brian Primack, director del estudio sobre el mal uso de la tecnología, afirma “a más tiempo empleado en las redes sociales y a más presencia en distintas plataformas, más probabilidades de aislamiento social”.  Es en este punto en donde nos damos cuenta que lo que hacen mal no son los medios sino nuestro nivel de conciencia al utilizarlos.

Se dice que todo lo que nos rodea, de una u otra manera va minando nuestro interior, y es así, pues hacemos parte del todo; es por ello que debemos aprender a seleccionar lo que vemos, pues poco a poco y sin saberlo vamos interiorizando información que nos separa el uno del otro. Las grandes potencias buscan manejar el mundo, es por ello que cada vez hay mayores inventos y exigencias que hacen que se busque minimizar tiempos y producir más, según Jim Yong Kim  del banco mundial, los trabajos van a desaparecer muy rápido y concluye que “las aspiraciones son cada vez más altas con la llegada de internet; el ritmo de introducción de la automatización no ha sido nunca antes tan intenso”.  A esto, se le suma el obrar de las personas con las redes sociales, a las cuales les entregan todas sus vivencias no  solo diarias sino casi instantáneas.

Qué tal si vivimos el presente y utilizamos las plataformas trazando un objetivo antes de que esos medios nos lo definan. Por ejemplo, si tiene un daño de tubería en su apartamento puede optar por buscar alguien que lo repare o repararlo usted mismo;  ya  con el objetivo trazado, busca la información que requiere. Si eligió la primera opción, puede comunicarse con SURI, que es una plataforma especializada para los conjuntos la cual le dirá si en su misma unidad está la persona que le ayudará a resolver su situación. Si elige la segunda opción, pueda que tenga un talento, entonces de nuevo utiliza SURI para ofrecer sus servicios a la comunidad. Con un objetivo trazado, puede definir qué medio utilizar para su mayor beneficio y así con todas sus acciones frente a la tecnología, sin dejarse manejar de los grandes lobos.

El reto es utilizar la tecnología para tener un contacto directo y físico con el otro, no un contacto remoto.

Como dice Gonzalo Gallo “la tecnología no es ni mala ni buena, eres tú el que decide usarla bien o ser un adicto o esclavo de ella y despersonalizarte”

Por Sol, Jecs

¿Cuál es su punto de vista frente a la tecnología?

Síganos en Facebook! y en Twitter y mantenga informad@

En RedSURI somos conectores entre la administración, 
la comunidad y las empresas en los conjuntos residenciales.

Visítenos en http://www.redsuri.com

Puede dejar sus comentarios y compartirlo por sus redes sociales:

 

Las 3 preguntas Claves para vivir en comunidad

El domingo pasado en un diario de la región, hay un informe exclusivo donde muestran la evaluación realizada a los caleños frente a la participación ciudadana, la cual demuestra un resultado desalentador frente a nuestra condición cívica.

Si trasladamos la situación a las mini ciudades que son nuestros conjuntos residenciales, el panorama es el mismo y es así porque todos somos parte de la ciudad.  Es por ello, que hay que empezar desde casa a hacer los cambios.  Hoy les invito a que respondan las siguientes preguntas como ejercicio de concientización:

1. ¿Qué me motiva a participar o no, en mi conjunto?
2.¿Qué acciones realizo, que beneficia a mi comunidad? Algunos ejemplos:

  • Tengo en cuenta el manual de convivencia
  • Escucho música a un volumen moderado
  • Saludo con cordialidad a mis vecinos, porteros, etc
  • Educo a mis hijos en el comportamiento en zonas comunes
  • Otras acciones

3.¿Qué acciones realizo, que afectan la sana convivencia? Algunos ejemplos:

  • Dejo solo el niño en la zona común, sin supervisión
  • No recojo los excrementos de mi mascota
  • Discrimino a las personas
  • Parqueo mal mi vehículo
  • Otras acciones

Considerando la anterior autoevaluación, la cual te mostrará que tanto compromiso tienes con tu entorno, te hará la vida más fácil, ya que la desconexión con nuestro entorno genera apatía y nos carga.

Les invito también  a que cambiemos esa forma de ver lo que sucede, pues como dice Armando Aristizabal Ramírez, Secretario de Desarrollo Territorial y Participación Ciudadana de Cali‏ “lo bueno que tenemos nos parece normal, no le damos valor, en cambio se le da más eco a los problemas”.

Es importante que tengamos una verdadera conexión con el entorno en el que vivimos, lo cual se verá reflejado en nuestra ciudad y en el país que habitamos.

Sol, Administradora 3.0

Síganos en Facebook! y en Twitter y mantenga informad@

En RedSURI somos conectores entre la administración, 
la comunidad y las empresas en los conjuntos residenciales.

Visítenos en http://www.redsuri.com

Puede dejar sus comentarios y compartirlo por sus redes sociales:

Cultivando la tolerancia

En días pasados, cometí un error ortográfico en uno de mis post, el cual gracias a la tecnología lo corregí.  En el momento que me di cuenta, pensé “¿cuantas personas habrán visto este post? y por ese error tal vez ya no les interese ingresar más a este sitio” y me llevó a pensar lo estrictos que somos frente a los errores de los demás; nos consideramos muchas veces los plus ultras en diferentes temas y hasta opacamos a otra personas; sin embargo, si solo pensamos que la otra persona tiene sus propias habilidades y que tal vez yo no tenga esas mismas habilidades, con ello estaremos Cultivando la Tolerancia.

Si miramos más a fondo, podemos decir que la falta de tolerancia está ligada a la falta de perdón el cual muchas veces lo percibimos solo cuando alguien comete una “falta grave” para nosotros y dejamos de lado pequeñeces que día a día vivimos, que nos incomodan, las cuales juzgamos y con ello realmente estamos minando todo un sistema de vida, porque somos Uno con el otro.

Precisamente estamos en la semana Santa (para los que siguen la religión católica) y muchos aunque no tengan dicha religión, también aprovechan para hacer votos de perdón; esto, en el colectivo es bueno; sin embargo hay que estar atentos a cada momento de nuestra vida, los 365 días del año para generar un verdadero cambio en nuestro Ser, hacer y nuestra forma de ver y aceptar al otro.

Ponernos a la tarea de no jusgar (perdón Juzgar) nos cuesta, sin embargo cada pasito que des es Valioso; para lograrlo te sugiero utilizar algunas técnicas que te sacarán de ese momento (más adelante podemos hablar de ellas o puedes ampliar el tema en internet); por ahora, se trata de decir “te amo, lo siento, perdóname, gracias” o “Namaste”.

Espero que no me juzguen tan duro cuando humanamente vuelva a cometer algún error 😉

Por Sol

Si te gustó este artículo puede dejar tus comentarios al final de esta sección y puede compartirlo por los diferentes medios


Síganos en Facebook! y en Twitter y mantenga informad@

En RedSURI somos conectores entre la administración, la comunidad y las empresas en los conjuntos residenciales.

Visítenos en http://www.redsuri.com

El arte de vivir

No es  difícil imaginar que todas y cada una de nuestras relaciones interpersonales podrían mejorar. Porque son muchos los supuestos y las creencias que, basados en el miedo, destruyen  el amor y son el inevitable origen de los conflictos y sufrimiento en nuestras relaciones.

La felicidad solo puede provenir de tu interior y es el resultado de tu amor. Cuando te des cuenta de que ninguna otra persona puede hacerte feliz y que la felicidad es el resultado de tu amor, habrás conseguido la más importante de las maestrías “el arte de vivir”, solo así podrás con-vivir con las demás desarrollando lazos fundamentales, como lo son el respeto, el amor, la claridad, tolerancia, etc.

imagen tomada del diario El Heraldo

Si observamos cuánta desdicha crean los seres humanos cuando creen que no tienen amor. Son síntomas de necesitados de amor y cuando prueban una pequeña porción se convierten en personas obsesionadas con ese amor.

Son incapaces de con-vivir sin el suministrador de esa pequeña dosis diaria. Hasta perderse a sí mismas. Y permanecer en el sufrimiento indefinidamente volviéndose un problema el relacionarse de manera efectiva con los demás.

El buen “arte de vivir” nos proporciona alternativas para sanar nuestras heridas emocionales, recuperar la libertad que nos pertenece por derecho y reencontrar la alegría como parte esencial de las relaciones amorosas y llenas de respeto primero con migo mismo  después con los demás.

Por ello la calidad de tu comunicación depende de las elecciones que haces en cada momento, según las ajustes al amor o al miedo. Si te descubres en el camino del miedo, esa consciencia te ayudará a cambiar el rumbo de tu atención y adentrarte en el camino del amor y podrás iluminar a los demás.

Si eres consciente de que nadie más puede hacerte feliz y de que tu felicidad es el resultado del amor que emana de ti, llegarás a experimentar la gran maestría del  “arte de vivir”.

 

En conclusión siento que para relacionarme debo primero ver mi relación conmigo  mismo en estado de observación profunda y llena de amor con la plena intención de no hacer juicios a mí y por defecto al otro, solo de amarlo con la única consigna de que juntos compartiremos la felicidad esa que da el “arte de vivir”

Por Juan Mauricio Prieto, Mentoring de base Humana y Tecnológica, Director de Venture Academy, Aliado de RedSURI

Si te gustó este artículo puede dejar tus comentarios al final de esta sección y puede compartirlo por los diferentes medios


Síganos en Facebook! y en Twitter y mantenga informad@

En RedSURI somos conectores entre la administración, la comunidad y las empresas en los conjuntos residenciales.

Visítenos en http://www.redsuri.com